26 oct. 2010

Make me lose control.


A nadie le gusta perder el control
Es un síntoma de debilidad de no estar atento, y aún así hay veces en que no puedes evitarlo, es como un impulso . Cuando el mundo deja de girar y te das cuenta de lo que ha pasado, te arrepientes de haberte dejado perder el equilibrio que llevabas controlado en tu vida y puede que sea tarde o no, pero es daño ya esta hecho aunque pierdas el control por unos segundos a veces el daño es mucho pero tanto el que comete el error como el que se ve afectado por él mismo tiene que saber que no es cuestión de echar la culpa al otro sino de razonar y saber perdonar.
Por eso pido perdón por dejarme llevar por mis problemas y perder mi autocontrol que últimamente falla mucho, es lo único que puedo decir ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario